O los apuros de un entrenador

Llevamos desde el siete de septiembre con la First Lego League en la cabea y un grupo de fieles perseguidores de este pobre aprendiz y maestro cuando le dejan. Con este espacio solo pretendo contar las venturas y desventuras de un entrenador de la First en época de recortes y estrecheces.

Han pasado ya unas cuantas semanas desde que comenzamos y aunque parezca ya un poco vano ir relatando mi día a día con los équipos de la FLL necesito contar mi experiencia.

Comenzamos la andadura con solo un equipo al que mantriculamos muy rápidamente y para la segunda semana del curso ya teniamos el arrugado tapiz de este año con sus piezas. Teníamos el equipo, los mismos que el año pasado compitieron la final y presentaron un proyecto científico decente pero no merecedor de una mención.  Y lo más importante las ganas de empezar pero pendientes de la aprobación de un segundo equipo.

Comienzan las primeras discusiones con el equipo de la FLL pues ya el primer día sin más querían empezar y comienza mi labor de intentar hacerles comprender que programar no es solo programar el robot que antes debemos de organizarnos, definir tareas y repartir responsabilidades.

Ha pasado un mes desde entonces y aún sigo peleando con esta idea… aun dudo que pueda hacersela entender a alguno.

 

 

One Response to O los apuros de un entrenador

  1. bola3u dice:

    Bueno, la verdad es que después de un mes ya nos hemos adaptado y empezado a trabajar en todos los proyectos y preparativos para el gran día, el 1 de Diciembre, que apenas queda un mes y medio y es una gran tarea la que tenemos por delante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>